Y por fin soñamos


(15 / abr / 2018) - Sigo a New Orleans Pelicans desde hace cuatro años. En concreto cuando dejó atrás la era Hornets y pasó a tener la denominación de este ave tan característico del sur estadounidense. En este tiempo solo había tenido una presencia en playoffs. Se resolvió contra Warriors por la vía rápida.

Desde entonces la travesía por el desierto ha sido dura. Tanto, que ni siquiera la llegada de DeMarcus Cousins significaba realmente un punto y aparte; o, esa sensación de que algo podía cambiar de verdad. Aunque por fin esta temporada ha cambiado ese chip.

Pelicans ante su año de la verdad


(24 / dic / 2017) - Aprovechando este miniparón de Navidad, pues New Orleans Pelicans no vuelve a jugar hasta el próximo miércoles contra los Nets, vamos a intentar convencernos -una vez más- sobre la posibilidad real de que la franquicia alcance este año los playoffs (PO).

La moral del equipo está por las nubes. Dos victorias consecutivas en la gira por Florida, contra Orlando y Miami, y la percepción de que ahora deben caer otras tres (Nets, Dallas y NY), provocan la sensación, esta vez definitiva, de que el equipo terminará en PO. Bien es cierto de que las cuentas se quedan algo más cortas de lo que pronostiqué. Daba por buenas 5 derrotas en diciembre, y por el momento van 6. Contando como victorias, eso sí, los tres próximos encuentros.

Soñando con noches de verano


(25 / nov / 2017) - Mucho se tendría que torcer la situación, o las lesiones volver al redil de Pelicans, para que este año New Orleans no estuviera en playoffs. Esto es largo, y puede pasar de todo, pero si el equipo está sano, la 7º-8º plaza es un reto difícil, pero este año posible.

Incluso, y eso quizá es soñar demasiado, si Davis y Cousins son capaz de mantener este ritmo hasta el mes de marzo, el asalto a las 5º-6º no parece una locura extrema. Complicado, sí; pero con una realidad muy tozuda: si son otros los que se lesionan y no Pelicans, se trata de una franquicia que puede competir.